LA COMPOSICIÓN EN LOS TEJIDOS

Los tejidos están presentes en la mayoría de ámbitos de nuestro entorno y nuestro día a día. Las fibras textiles tienen muchas aplicaciones y están experimentando una profunda evolución gracias a los importantes avances tecnológicos que se están implantando en este sector y que han permitido que tengan nuevos usos y funciones. De este modo, los tejidos que únicamente servían para cubrirnos han pasado a utilizarse para decorar, ser parte importante del mobiliario, tapizar, absorber el sonido o calentar, entre otros muchos usos.

La tecnología textil ha evolucionado buscando cubrir nuevas necesidades de un público cada vez más exigente. Por este motivo, y para conocer más de cerca los tejidos, sus usos, sus características y cómo influyen en nuestra vida, vamos a iniciar una serie de artículos en los que abordaremos distintas temáticas relacionadas con el sector textil. Entre otras, profundizaremos en características tan importantes como la composición, el peso, la tracción, el rasgado, la costura y el deslizamiento de hilos, el pochage, la abrasión, el pilling, la solidez al frote o la solidez a la luz. Además de tratar características como  el Fire Retard, la Tecnología Safe Front®, la norma Oeko-Tex®, los tejidos recomendados para convivir con mascotas o los dirigidos al sector Contract.

FIBRAS NATURALES DE PROCEDENCIA ANIMAL

La composición de los tejidos es una de las características más importantes que definen no solo su acabado, sino también la finalidad y uso del tejido. Las diferentes tipologías de fibras marcarán su durabilidad y temporalidad. Dependiendo de su uso final, la elección de una u otra materia prima o la mezcla de fibras, será clave y determinante para conseguir un resultado determinado.

Dentro de la clasificación de fibras, distinguimos entre las FIBRAS NATURALES y las FIBRAS SINTÉTICAS.

Las primeras, se subdividen según su origen, y las segundas, se subdividen según su composición y origen.

1. FIBRAS NATURALES

El desarrollo de las fibras naturales depende de la situación geográfica, las condiciones climáticas y alimenticias del animal o planta, y por tanto, presentan desigualdades y son de calidad variable.

· PROCEDENCIA ANIMAL     

Las fibras naturales de procedencia animal están formadas por sustancias a base de proteínas y debemos distinguir entre la lana, los pelos y la seda.

1. LANA

La lana es la fibra que procede del pelo de la oveja. La finura y el rizado de la lana determinan ampliamente su apariencia, conservación del calor, tacto y elasticidad. Las fibras de lana son como pequeños muelles que se caracterizan porque pueden alargarse hasta un 70% de su longitud original. Atendiendo a la raza y edad del animal, podemos diferenciar varias categorías:

. Lana Virgen, que se obtiene del animal vivo y procede del esquileo.

. Lamswool, que se obtiene de los corderos.

· Merina, que se obtiene de ovejas de pura raza española.

CARACTERÍSTICAS

La lana funciona óptimamente como aislante térmico, posee una buena estabilidad dimensional y un gran poder absorbente, así como una gran capacidad de recuperación.

Pero hay que trabajarla y lavarla de manera adecuada porque, de lo contrario, se corre el riesgo de que se apelmace, amarillee o se apolille si no se trata debidamente.        El tratamiento en el lavado y secado de la lana es fundamental para conseguir un tejido con las propiedades óptimas para un futuro uso ya que la lana se encoge si se lava a demasiada temperatura y se deforma si se seca colgada.

2. ANGORA

La angora es un pelo suave y sedoso que se obtiene de los conejos de Angora, procedentes de Turquía. Los tejidos hechos con este tipo de fibra merecen un cuidado especial y delicado. Debe guardarse siempre doblado, ya que colgarlo puede generar pérdida de firmeza y la fibra puede empezar a desprenderse poco a poco.

El lavado y secado es muy importante para el cuidado del tejido de angora, ya que no puede ser lavada como cualquier otro tejido. Requiere de unos cuidados específicos en cuanto a la temperatura del agua, los productos utilizados y el proceso de lavado. Cuidados inapropiados para este tejido pueden arruinar toda la fibra y provocar que comience a deshilacharse.

CARACTERÍSTICAS

La lana de angora es muy suave al tacto, gracias al bajo relieve de su escala de cutícula, sedosa y brillante. Los pelos son ligeros, absorben bien el agua y secan fácilmente. La lana Premium es tomada de la espalda y de los lados superiores del conejo. Ligera pero caliente, la lana de angora es usada principalmente en ropas tejidas en punto de malla, como suéteres, bufandas, calcetines y guantes, produciendo un moderado efecto de desprendimiento de mota. Las telas de angora también suelen utilizarse para ropa térmica y para personas que sufren de artritis y alergias a la lana.

3. MOHAIR

El mohair es una fibra lujosa de origen natural proteica proveniente del pelo de la cabra de Angora, originaria de Turquía.

CARACTERÍSTICAS

A diferencia de las lanas que son rizadas, el pelo mohair es liso, muy brillante, regular y muy fino. Dispone de una amplia gama de colores que va desde el rojizo al blanco. Este tipo de fibra genera tejidos muy suaves, brillantes, firmes y con propiedades aislantes.

Una de las características más destacable del mohair es su gran resistencia, también es una de las fibras naturales con mayor elasticidad y menor tendencia a las arrugas.

4. CACHEMIR

El cachemir proviene del pelo de cabra de cachemira que habita en el Himalaya. El cashmere (en inglés) es una de las fibras más escasas y extrañas del mundo, y a su vez una de las más valoradas. Tiene un elevado precio por la poca cantidad de materia que se obtiene de cada animal (entre 150 – 200 g). La lana se obtiene de la parte más profunda, fina y delicada de la cabra.

CARACTERÍSTICAS

Es suave al tacto, sedosa, ligera y actúa como buen aislante térmico. Es brillante, muy suave y elástica.

5. ALPACA

El pelo de alpaca procede de un tipo de llama que habita en los países andinos como Bolivia y Perú. La fibra de alpaca y sus productos derivados son considerados de los más lujosos del mercado textil. La fibra de alpaca no solo se hila, también se puede afieltrar obteniendo hermosos paños y fieltro manual de alpaca.

CARACTERÍSTICAS

Junto con el cachemir, la alpaca es considerada una las mejores lanas por la altura a la que viven los animales y por su gran variedad de propiedades. Es un tejido fino y brillante con colores que abarcan una amplia gama de más de 22 tonos naturales que van desde el rojo pardo al blanco. Entre ellos, destaca la finura y dureza de su pelo que le confiere unos atributos únicos como su capacidad térmica, suavidad y resistencia convirtiéndola en muy exclusiva entre las fibras.

La fibra de alpaca es tres veces más fuerte que la de oveja y siete veces más caliente. El pelo de alpaca tiene bolsas de aire microscópicas en el interior, lo que le confiere sus excelentes cualidades aislantes y térmicas, además de ser liviana y muy caliente.

Es una fibra muy fina, puede tener de 12 a 28 micrones, característica que le confiere propiedades hipoalergénicas. La alpaca posee un brillo sedoso que se mantiene pese a la producción, teñido o lavado. Esta fibra no contiene grasa, aceite o lanolina, no retiene el agua y puede resistir la radiación solar.

Otra de las principales características de la alpaca es su resistencia. Con esta fibra se obtienen prendas muy duraderas y de fácil cuidado.

6. SEDA

La seda es un tejido de hilo fino y brillante que se extrae del capullo del gusano de seda. La seda es una fibra continua, fina y lustrosa que, durante siglos, ha sido considerada la reina de las fibras. Debido a su rareza, se consideraba un artículo de lujo muy cotizado. Requiere mucho cuidado en su lavado, secado y planchado. No admite temperaturas muy altas ni centrifugado, y debe plancharse sin vapor y a baja temperatura.

CARACTERÍSTICAS

Una de las principales características de la seda es que reúne una combinación única de propiedades que no posee ninguna otra fibra: tacto seco, brillo natural, buena absorción de la humedad, buenas cualidades de caída y alta resistencia, además de ser hipoalergénica. La seda es un tejido natural muy duradero, siempre que se cuide adecuadamente.

El brillo natural de las fibras de seda se produce por la forma de su hilo con una sección transversal triangular con esquinas redondeadas. Esto refleja la luz en diferentes ángulos, dando a la seda un brillo especial. Además, es un tejido que fija bien los colores.

De tacto agradable, la seda tiene una textura suave y lisa, no resbaladiza, a diferencia de las fibras sintéticas. Es una de las fibras naturales más fuertes y ligeras, pero pierde hasta el 20% de su fuerza cuando está húmeda. A pesar de su fuerza, su elasticidad va desde moderada a pobre. De hecho, si se estira más de un cierto límite de fuerza, tarda en recuperar su forma inicial.

El tejido de seda produce una sensación de calor desde el primer momento en contacto con la piel. Es un tejido muy sensible a la luz solar y a los insectos. Puede debilitar su estructura si se expone mucho al sol y si está sucia es especialmente vulnerable a la acción de los insectos, sobre todo las polillas.

En cuanto a características formales, la caída de la seda es mejor que la de cualquier otra fibra, resiste los ácidos pero no a los alcalinos fuertes. El cloro, por ejemplo la daña, y se blanquea con agua oxigenada. Además, es un tejido delicado al frote y al sudor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + 13 =